Menú

Él te atrapa, te ilusiona, te moldea, su nombre: TEATRO

Él te atrapa, te ilusiona, te moldea, su nombre: TEATRO

Siempre he sido muy aficionada al cine y teatro como espectadora, pero nunca se me había pasado por la cabeza subirme a un escenario.  ¿Cómo iba a hacerlo, yo, que no era capaz de hablar en clase para exponer un trabajo ni de opinar abiertamente en una reunión de vecinos?

El caso es que habiendo cumplido ya los 50 años y por pura casualidad me decidí a poner el pie en un escenario en el que entro a formar parte de un coro de zarzuela de  más de 40 personas. Lo que ocurrió, ni yo misma lo esperaba: me empezó gustar eso de interpretar gente que no era yo. He descubierto que  me siento cómoda y muy a gusto  siendo un día una chulapona guapa y descarada y otro día una anciana gruñona y me entusiasma poder ser capaz de interpretar personajes muy diferentes entre sí. Es cierto que a veces  algunos personajes no me gustaban por la dificultad de imitar ciertas conductas, pero poco a poco conseguía hacerlos míos, como si formaran parte de mi ser.

 

El teatro ha hecho de mí una persona menos insegura, más extrovertida y menos tímida. Gracias a él he superado retos personales como memorizar textos o estar sola en un escenario con la vista de todo el público puesta en mí.

Donde vivo he participado en un grupo de zarzuela y dos grupos de teatro para personas aficionadas. Actualmente, los grupos que hay no presentan variedad ya que son para mujeres o bien teatro de entretenimiento tipo sainetes. Sería estupendo que hubiera un grupo de teatro tanto para hombres como para mujeres en el que se realicen obras de diversos autores y autoras como Antón Chejov, Willian Shakespeare o Buero Vallejo. Me gustaría poder hacer un teatro serio y comprometido.

 

Os dejo como reflexión un escrito de mi buena amiga Concha Román titulado “TEATRO” y que refleja perfectamente lo que ha significado el teatro para mí:   Liberación e imaginación. No es la noche, no es el día…

Es la madrugada, el atardecer
No es solo la luz, no solo La oscuridad,
es una
Oscuridad templada,
es una luz
engrandecída.
Es liberación, imaginación,
Una ventana por donde Entra
el aire fresco de la Fantasía, la creación la
Realidad
Es espejo de sentimientos, de mitos, de dioses,
De diosas,
es el telón de nuestra
Ilusiones, de nuestros sueños de nuestras
Desdichas,
escenario de
Experiencias de debilidades de logros de
Satisfacciones.
Él te atrapa, te entusiasma hasta te enloquece.
Con él hablo , rio, lloro, siento, disfruto,
Con el somos tu, somos yo, somos…
Simplemente somos.
Siempre estará ahí para quien quiera vivir y beber
De la gran copa de la vida.
Su nombre es
Sencillamente TEATRO.

Sobre el autor

Rosa Martín

Actriz aficionada amante del teatro, la poesía, la música, el arte... Pero del arte comprometido con una causa social. Siempre ha tenido especial sensibilidad por la gente que la rodea, y por ello trata de realizar obras que denuncian todo abuso y que intentan hacernos pensar.

Recibe los artículos

Archivo de publicaciones

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Shares
Share This

Share This

Share this post with your friends!